Los presupuestos superan su primer examen: el Congreso tumba las enmiendas de totalidad

Una victoria por goleada. El Gobierno de Pedro Sánchez ha superado con un amplio margen el primer examen de los Presupuestos Generales del Estado para 2021. El Congreso ha tumbado este jueves las siete enmiendas a la totalidad con 150 votos a favor y 198 votos en contra.

Gracias a esta votación, las cuentas públicas elaboradas por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, siguen adelante con su tramitación parlamentaria. Una situación completamente opuesta a la vivida en febrero de 2019, cuando el Congreso tumbó el primer proyecto presupuestario de Montero y provocó en adelanto electoral.


Ingresa en prisión por violencia de género el detenido por disparar a fotos de Sánchez e Iglesias (VIDEO)

A los 155 votos de los diputados de PSOE y Unidas Podemos, se han sumado los representantes de ERC (13), Ciudadanos (10), PNV (6), EH Bildu (5), PDeCAT (4), Más País-Equo (2), Partido Regionalista de Cantabria (1), Compromís (1), Teruel Existe (1) y Nueva Canarias (1). Solo un diputado de este bloque no ha participado en la votación.

Estas formaciones han sumado 198 votos en total que se han negado a devolver los presupuestos. A pesar de que el Gobierno solo necesitaba una mayoría simple —más noes que síes—, ha logrado cosechar una cifra de parlamentarios muy superior a la mayoría absoluta, situada actualmente en 176 escaños. Todo un éxito.

Nunca, en los 40 años de democracia, el Congreso de los Diputados había tumbado las enmiendas de totalidad a unos presupuestos con tantos votos, según recuerdan las periodistas parlamentarias Pilar Portero y Ana Cañil en El HuffPost.

A favor de devolver los presupuestos han votado 150 diputados, que pertenecen a partidos como el PP, Vox, Junts, la CUP, Unión del Pueblo Navarro, Coalición Canaria y BNG. En esta bancada también se ha producido una ausencia.

Esta victoria parlamentaria del Gobierno de coalición es muy simbólica, pero solo es temporal. Ahora, Montero tendrá que sudar mucho más la camiseta para conseguir una mayoría para la aprobación definitiva de los presupuestos.

A pesar de las llamadas de unidad realizadas por la ministra, todo parece indicar que el Ejecutivo tendrá que elegir entre una de las dos vías que se abren: un acuerdo con Ciudadanos o con los socios de la investidura, esta última preferida por los ministros de Unidas Podemos.  

La elección de una vía u otra ha protagonizado la segunda sesión del debate de totalidad. “Ustedes van a tener que elegir”, ha advertido la presidenta de Ciudadano, Inés Arrimadas. “Ciudadanos es incompatible con la izquierda. Decir que se puede pactar con Cs y ERC es mentir”, ha asegurado el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián.

Si finalmente, el Congreso aprobara los presupuestos de 2021 se podrá fin al eterno reinado las últimas cuentas públicas de Cristóbal Montoro, las más tiempo han durado en la democracia, en vigor desde el verano de 2018.

El debate de totalidad celebrado entre el miércoles y le jueves ha sido muy bronco y no ha estado ausente de sorpresas. Antes de que se iniciara, el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, aseguró que la coalición de la izquierda abertzale estaba dispuesta a aprobar los presupuestos. Un anuncio inédito en la democracia española y que marcó muchas intervenciones.

Tras el rechazo de las enmiendas, el presidente del PP, Pablo Casado, ha acusado este jueves al Gobierno de pagar el apoyo de EH Bildu con el acercamiento de presos de ETA.

“El Gobierno ha pagado a Bildu el acercamiento de presos etarras como los de ayer, los asesinos de nuestro compañero Alberto Jiménez Becerril y su mujer, Ascen, delante de sus hijos en Sevilla”, ha asegurado.

Otras de las sorpresas del debate de totalidad lo hizo la propia Montero. Nada más iniciar su primera intervención, la ministra sorprendió a todos los presentes con el anuncio de la rebaja del 21% al 4% del IVA de las mascarillas.

Una medida reclamada desde hace meses por la oposición. Hasta prácticamente ese momento la titular de Hacienda había asegurado que no podía realizarse esa bajada impositiva sin la autorización de Bruselas. Un gesto que supone renunciar a una recaudación de 1.500 millones, pero que sirve para allanar la negociación de las enmiendas parciales.

“Este Gobierno tiene la esperanza de que estas públicas sean el revulsivo para salir de la crisis. España no se puede permitir el bloqueo por sistema”, ha afirmado Montero. 

Unos presupuestos de emergencia para hacer frente a la crisis

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, presentan los presupuestos para 2021.



Diseñado y desarrollado por: JOSS54.COM