Otra vez escándalo en Zarzuela: investigan el caballo de Victoria Federica por blanqueo

En 2016, la noticia salía en los principales medios del corazón: Victoria Federica de Marichalar y Borbón debutaba con una flamante yegua recién adquirida, en un principio, por sus padres, y llamada Dibelunga.

Cuatro años después, y tras las diligencias abiertas en torno al rey Juan Carlos, se ha revelado que el animal y los gastos relacionados con su mantenimiento fueron sufragados durante años por el industrial mexicano Allen Sanginés-Grause, según avanza El Confidencial.


Ingresa en prisión por violencia de género el detenido por disparar a fotos de Sánchez e Iglesias (VIDEO)

El animal costó más de 10.000 euros, y el anuncio destacaba por su “experiencia con niños y su carácter increíble”. Esto encandiló a Federica, y poco después obtuvo su deseada yegua, que hasta fue montada por la propia infanta Elena.

Ahora, la Fiscalía del Tribunal Supremo tiene pruebas de que la compra de la yegua y otras grandes facturas relacionadas con su adiestramiento y manutención fueron pagadas por la Casa Real con dinero del empresario mexicano dueño de una de las mayores fortunas de México, que está en el foco del procedimiento por costear decenas de gastos de Juan Carlos I, como tratamientos médicos, hoteles, restaurantes o vuelos.

Estos continuos pagos nunca fueron declarados a la Agencia Tributaria por el monarca ni por el empresario, sino por un testaferro: un coronel del Ejército del Aire que trabaja en Zarzuela como ayudante de campo.

Las transacciones de la yegua habrían arrancado en 2015, así que se encuentra fuera de la inviolabilidad del monarca, pudiendo ser acusado de delitos de blanqueo de capitales y contra Hacienda Pública.

 



Diseñado y desarrollado por: JOSS54.COM