Calles de Caracas amanecen vacías debido a cuarentena por coronavirus

La capital de Venezuela amaneció el lunes con calles mayormente vacías ante la entrada en vigencia de una cuarentena colectiva declarada por el régimen de Nicolás Maduro en un intento de frenar la expansión del coronavirus.

Anunció que ya suman 17 las personas infectadas y declaró la cuarentena en la capital y seis de los 23 estados de la nación Opep.

Las autoridades no han dado detalles sobre dónde se encuentran aisladas esas 17 personas, pero han dicho que todos son casos contagiados en el extranjero como España, Italia, Estados Unidos y la ciudad colombiana fronteriza de Cúcuta.

Sectores exceptuados por el gobierno de la cuarentena como el de los alimentos anticipa que la contingencia podría extenderse unos 45 días y esperan apoyo oficial para la importación, nacionalización y movilización de materia primas, de acuerdo con representantes del sector.

Otros trabajadores excluidos de la medida de quedarse en casa son los del sector de hidrocarburos, gas y petroquímica, según un comunicado visto por Reuters.

Para apoyar al gobierno en la atención de la emergencia, arribó al país el domingo por la noche una delegación de médicos de Cuba, el más estrecho aliado político de Caracas, dijo en un comunicado el Ministerio de Información.

En una señal de lo delicado de la situación, el líder opositor, Juan Guaidó, se sumó a los llamados del oficialismo a respetar la cuarentena.

“El coronavirus llegó a Venezuela en medio de un colapso total de nuestros servicios (…) sabemos que no hay ni siquiera 80 respiradores en este momento en Venezuela”, dijo Guaidó en una nota de prensa divulgada el lunes por su equipo de prensa.

Especialistas venezolanos en infectología y la Federación Médica Venezolana han advertido los riesgos de la epidemia en medio de la crisis hospitalaria y de personal de enfermeras y doctores, parte de una ola migratoria de unos 4,9 millones de personas que han salido del país en los últimos años, según Naciones Unidas.

El presidente de la Federación, Douglas León, ha pedido además que se “abran las cárceles y liberen a todos los que están sin ninguna razón allí” o excarcelar a detenidos por razones políticas, según la oposición, debido a los riegos de contagio.

También la Federación ha dicho que ninguno de los 46 hospitales, de la red de 301 centros públicos nacionales, designados por el gobierno como referentes para tratar casos sospechosos están en condiciones de atender pacientes debido a la vieja crisis que vive el sector con falta de suministros y servicios básicos como agua y energía eléctrica.