La OMS no ve razon de cancelar los Juegos Olimpicos en Tokio por la epidemia del Coronavirus

La Organización Mundial de la Salud dijo al Comité Olímpico Internacional que no hay razón para cancelar o reubicar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 por el brote del coronavirus, afirmó el jefe de la Comisión de Coordinación del COI este viernes 14 de febrero.


El evento tiene previsto empezar el 24 de julio y durará 17 días. Japón dijo de forma separada el viernes que aumentará las pruebas y la contención tras reportar su primer deceso por el coronavirus y confirmar nuevos casos, incluido un médico y un taxista.

John Coates dijo que el consejo que había recibido el COI “de forma externa” por parte de la OMS fue que “no hay razón para realizar planes de contingencia de cancelación de los Juegos o de su reubicación”.

La propagación del virus, cuyo epicentro es la ciudad china de Wuhan, ha provocado la cancelación de algunos eventos deportivos internacionales, así como competiciones clasificatorias de boxeo y bádminton para los Juegos que debían haberse celebrado en China.

Coates dijo que la coordinación entre la fuerza especial sobre el virus del comité organizador japonés y otras autoridades nacionales reforzaron la confianza del COI de que la situación está siendo abordada de manera apropiada.

“Seremos capaces de asegurar que los Juegos siguen adelante de una manera que sea segura para los atletas y espectadores”, afirmó Coates en una conferencia de prensa conjunta con el presidente de Tokio 2020, Yoshiro Mori.

Toshiro Muto, presidente ejecutivo del comité organizador de los Juegos, dijo a principios de febrero que estaba “gravemente preocupado” por el posible impulso del impacto del virus hacia los Juegos, pero al día siguiente se comprometió a que el evento siga adelante tal y como está planeado.

Coates aseguró estar impresionado por la manera en que China fue capaz de supervisar a sus atletas “desde el día uno”, y que la mayoría se había estado preparando para los Juegos en el extranjero, por lo que no deberán someterse a una cuarentena cuando lleguen a Japón.