Coronavirus deja 1.000 muertes en China, pero con descenso de contagios

El número de muertes por la epidemia de coronavirus en China aumentó más de 1.100 este miércoles 12 de febrero, pero el balance de nuevos casos de contagio disminuyó por segundo día consecutivo, lo que aumenta la esperanza de que el brote alcance su máximo a finales de este mes.

Autoridades sanitarias chinas anunciaron el miércoles que 1.113 personas ya murieron en China continental (que excluye a Hong Kong y Macao) a causa de la epidemia del COVID-19, y el número de contagiados subió a 44.653.

La mayoría de las muertes y casos se registran en la central provincia de Hubei, cuya capital Wuhan es el epicentro de la epidemia y donde 56 millones de personas fueron puestos en aislamiento.

A medida que Pekín lucha por contener la epidemia, el número de personas infectadas en un crucero frente a la costa de Japón se elevó a 174.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la epidemia era una “amenaza muy grave”, pero luego admitió que había a la vista una “oportunidad” de controlar la crisis.

Encerrados en casa por miedo a contagiarse, millones de chinos recurren a internet para seguir con su vida diaria, ya sea trabajando desde casa, estudiando a distancia o visitando virtualmente museos y exposiciones.

Además de aislar a Hubei, las autoridades han restringido los movimientos en otras ciudades alejadas del epicentro en su esfuerzo sin precedentes para contener el virus.

La epidemia ha amenazado con perjudicar a la segunda economía más grande del mundo.

Un hecho positivo es que el número de nuevos casos ha disminuido en Hubei durante dos días consecutivos, y también fuera de esa provincia en la última semana, según la Comisión Nacional de Salud de China