Los Andes venezolanos comienzan a derretirse mientras la tierra se calienta mucho más en el 2020

La desaparición total de los glaciares en los Andes venezolanos se aproxima a pasos agigantados en Venezuela, que “posiblemente se convierta en los próximos años en el primer país de América del Sur donde desaparezcan completamente sus glaciares”, explicó a DW Alejandro Álvarez, Coordinador General de Clima 21 Ambiente y Derechos Humanos.

El aumento de la temperatura global está pasando factura a los glaciares sudamericanos, que durante las últimas décadas han ido perdiendo masa y extensión. Según varias investigaciones efectuadas por científicos alemanes y franceses con el uso de imágenes satelitales, el derretimiento provocó que los glaciares andinos hayan disminuido casi un metro al año desde 2000.

Este rápido retroceso, que amenaza el suministro del agua de la región, se acentúa en el sur de los Andes. Según Thorsten Seehaus, glaciólogo de la Universidad de Erlangen-Nürnberg, “la mayor parte del hielo se pierde en Patagonia, donde hay las mayores masas de hielo. Sin embargo, para la población local en los Andes centrales de Chile y Argentina, y especialmente en Perú y Bolivia, es un problema grave”.

“El agua derretida de los glaciares contribuye a los suministros de agua y juega un papel importante, en particular durante los períodos de sequía”, recordó a DW el científico alemán, que llevó a cabo uno de los primeros estudios en la región basado en mediciones en todos los lugares.

“En Perú y Bolivia la recesión de los glaciares fue 3 o 4 veces mayor en el período 2013-2016 en comparación con 2000-2013, muy probablemente debido al fuerte evento de El Niño en 2015-2016”, detalló.

Medio ambiente, asignatura pendiente en Venezuela

El uso de combustibles fósiles es uno de los principales causantes del aumento de la temperatura global. “Venezuela está cavando su propia tumba. Los combustibles fósiles y en particular la gasolina está regalada. El precio actual en bolívares es de 0,00006”, subrayó.

En este sentido, alertó que la población venezolana es cada vez más vulnerable a los efectos del cambio climático. “Venezuela tiene un Estado que en gran parte ya se ha desentendido en muchísimos servicios ambientales”, criticó apuntando que “un 80 por ciento de la población no tiene acceso en este momento a agua potable de manera normal”

Es Caracas