Emigrar sin planificación arriesga la estabilidad económica y social

Pese a que el éxodo en Venezuela se ha repuntado en la baja en relación a los años anteriores, cada día salen más personas por la vía de fronteras y aeropuertos para alcanzar una nueva calidad de vida, ante las incontables dificultades que se viven se arriesga la estabilidad económica y social en otra región extranjera sin planificación previa de emigrar.

Existe un porcentaje de migración que no se consolidan de manera exitosa. En algunos casos dichos migrantes deciden retornar “con las tablas en la cabeza”, debido a que afrontar los nuevos retos en el exilio no es tan fácil como lo pitan a la hora del salir del país.

La psicóloga Carol Guilarte recomienda que ante una posible migración la preparación debe ser tanto personal como psicológica, tomando en cuenta las personas cercanas que se quedan y al separarse un miembro de la familia, se pasa por un proceso de duelo.

“Lo principal es planificarse con antelación y preparar a tus seres queridos ante tu partida. Ser sincero con el tiempo que estarás fuera. Si la partida es definitiva o si existe esa posibilidad de volver. Manténte comunicado, esto hace que tus familiares te sientan cerca. No pierdas el contacto. El no hacerlo genera angustia, ansiedad, preocupación y más aún cuando varios países están hoy en día convulsionados”, explicó.

Entre las principales razones que llevan a emigrar están la económica y social, debido a que muchos jóvenes que en su mayoría son el fuerte de la migración, aspiran tener una casa, carro y una estabilidad como la que consiguieron sus padres, la social va apegada a la seguridad el no poder salir de noche y estar en la calle durante el día con la constante zozobra de un robo los motiva a irse.

 

Es Caracas