Salvador Illa será el candidato del PSC a las elecciones catalanas del 14 de febrero

Salvador Illa será el candidato del PSC a las elecciones catalanas del 14 de febrero, según han podido saber elDiario.es de fuentes de la dirección socialista. Pedro Sánchez opta por un cambio total de timón al enviar al ministro de Sanidad como aspirante a la Generalitat apartando a Miquel Iceta. El Consell Nacional ratificará la propuesta en una reunión extraordinaria convocada para este miércoles por la tarde. La operación se ha llevado al máximo nivel y con el sigilo absoluto: hasta este mismo martes el propio Illa negaba que fuera a ser el cabeza de cartel del PSC.

Sin embargo, el PSC ha aumentado sus expectativas electorales en los últimos meses e Illa, que es el secretario de Organización, ha conseguido incrementar su valoración sustancialmente desde su llegada al Gobierno y durante la gestión de la crisis sanitaria de la COVID-19. Illa, con un 4,76 de nota media, lograba un punto más de valoración que Iceta en la última encuesta del Centro de Estudios de Opinión de Catalunya (CEO). También el CIS introdujo a Illa entre los líderes catalanes en un apartado especial sobre los comicios del 14F. El barómetro le situaba en segunda posición por detrás de Orio Junqueras. En la decisión también ha pesado la tensa relación de Iceta con la dirección de ERC, especialmente con Oriol Junqueras, que podría dificultar posibles pactos postelectorales.



Illa seguirá por el momento al frente del Ministerio de Sanidad, según las mismas fuentes, aunque su aspiración a la Generalitat obligará a Sánchez a hacer ajustes en el Gobierno de coalición más adelante. La idea inicial de Sánchez fue situar a Iceta en el Ejecutivo, pero el líder de los socialistas catalanes lo rechazó en su momento. El presidente optó entonces por su número dos en el partido al que reservó la cartera de Sanidad bajo la premisa de que es un departamento ligero para que pudiera dedicarse a la mesa de diálogo con la Generalitat. La pandemia ha cambiado radicalmente el escenario, aunque la intención de Sánchez es retomar el conflicto político en Catalunya cuando pase el proceso electoral.

Prácticamente ninguno de los 22 miembros del Gobierno conocía la decisión de Sánchez de enviar a Illa a las elecciones catalanas. Tras la hacerse pública, el presidente ha llamado por teléfono a Pablo Iglesias para confirmárselo y le ha trasladado que los cambios que se lleven a cabo en el seno de la coalición serán solo aquellos que se deriven de la salida de Illa y que en ningún caso afectarán a los departamentos dirigidos por ministros de Unidas Podemos, según fuentes de la formación que pilota Iglesias.

Hasta este mismo martes, el propio Illa negaba la posibilidad de dejar la cartera de Sanidad para encabezar la candidatura del PSC y sostenía que el aspirante a la Generalitat sería Iceta. «Es la persona que está en mejores condiciones para abanderar el cambio que necesita Catalunya», aseguró en una entrevista en La Hora de TVE. A lo largo de la pandemia, el PP acusó al ministro de Sanidad en varias ocasiones de tratar de sacar rédito electoral en Catalunya con determinadas decisiones, como el estado de alarma que el Gobierno decretó en la Comunidad de Madrid ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con Isabel Díaz Ayuso en el comienzo de la segunda ola.

Lo siento, no hay encuestas disponibles en este momento.




----------*******