Lorena Roldán deja Ciudadanos y ficha por el PP quedando de número dos en las elecciones catalanas

La senadora y diputada del Parlament Lorena Roldán ha anunciado este miércoles que deja Ciudadanos y que se incorpora al PP catalán que lidera Alejandro Fernández para concurrir bajo sus siglas en las próximas elecciones del 14 de febrero. En un acto celebrado este miércoles en un hotel de la capital catalana bajo el lema «Sumando en Cataluña», el propio Fernández ha dado la bienvenida a Roldán y ha desvelado que será la número dos por Barcelona, lista que él encabeza. Roldán ganó las primarias de Ciudadanos para ser candidata a la presidencia de la Generalitat pero el partido la desbancó por Carlos Carrizosa.

La exdirigente de Ciudadanos ha mostrado su agradecimiento al partido de Pablo Casado y ha señalado que está «muy contenta y emocionada» de haber dado ese paso porque cree que está «en el lugar correcto». Además, ha señalado que los partidos constitucionalistas «tenemos una oportunidad histórica de desbancar al nacionalismo» mientras ha advertido de que no pueden dejarse «avasallar más por ellos». «Nos vamos a dejar la piel», añadía Roldán, que no ha citado a Inés Arrimadas pero sí a Albert Rivera, que fue quien la promocionó para candidata a la Generalitat. Según ha dicho, gracias al exlíder de Ciudadanos ella se «ilusionó» y se animó a entrar en política. «Albert siempre decía y sentía lo que muchos pensábamos», ha desvelado.



Por su parte, el líder del PP, tras reconocer ciertos «errores» de su partido en Catalunya, pedía a todos sus cargos y a su nuevo y flamante fichaje que «recarguen las pilas» para devolver la «ilusión» en el PP que antes les demostró su electorado dado que cree, además, que es «el único partido que capaz de aglutinar al constitucionalismo y hacer frente a los nacionalistas y al sanchismo». Fernández se ha desecho en elogios hacía Roldan, de la que ha destacado «sus vibrantes intervenciones» tanto en el Parlament como en el Senado en defensa del constitucionalismo y en contra de los separatistas.

El movimiento de Roldán agita el centroderecha de cara a las elecciones catalanas y pretende mejorar las expectativas del PP, que no termina de despegar en las encuestas, a costa de Ciudadanos, a quien los sondeos sitúan en caída libre y de momento sin suelo. En un comunicado publicado en su cuenta de Twitter, Roldán ha considerado que las listas que liderará Fernández encarnan «el proyecto común con sentido de Estado, capacidad de gestión y, sobre todo, sin complejos con el separatismo».

Roldán se incorporó a Ciudadanos en 2014 y protagonizó un ascenso fulgurante en el partido hasta sustituir a Inés Arrimadas como jefa de filas en el Parlament en 2019. En su comunicado Roldán no menciona a Arrimadas pero sí dedica palabras de agradecimiento al expresidente de Ciudadanos Albert Rivera, su principal valedor en el partido. «Siempre creyó en mí», dice Roldán sobre su antiguo jefe.

«Mi compromiso con la libertad y la convivencia sigue igual de vivo que el primer día», ha expresado Roldán, que también ha llamado a «sumar voluntades y fortalecer el verdadero constitucionalismo en Cataluña» y conformar una mayoría de gobierno alternativa al independentismo.

En su carta de despedida Roldán no se ahorra críticas a la estrategia de la formación que lidera Inés Arrimadas, que ha priorizado la negociación con el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos a integrarse en un mismo bloque de oposición junto al PP y Vox. «Me cuesta reconocer ciertas decisiones de la Ejecutiva permanente del partido, muchas de ellas adoptadas de forma unilateral apartándose de la esencia del partido», ha lamentado la hasta ahora senadora.

«Ciudadanos nació como dique de contención al nacionalismo y no como sostén de los que, con sus pactos, dan alas a quienes pretenden romper nuestro país», ha afeado Roldán, para quien la gobernabilidad de España «no puede descansar en aquellos que tienen como objetivo dinamitar nuestro Estado de Derecho», en referencia a los partidos soberanistas vascos y catalanes.

Las encuestas otorgan unos resultados desastrosos para Ciudadanos en las elecciones del 14 de febrero. De ganar por primera vez unas elecciones al Parlament en 2017 con 36 diputados, los de Carrizosa retrocederían hasta los 14-16 escaños, según el sondeo publicado hace dos semanas por el Centre d’Estudis d’Opinió (CEO), el CIS catalán. El PP mejoraría respecto a sus cuatro escaños actuales -su peor resultado histórico en unos comicios catalanes- y lograría entre 7 y 9 diputados, pero vería su subida frenada por la entrada de Vox en el Parlament con entre 4 y 6 representantes.

Lo siento, no hay encuestas disponibles en este momento.




----------*******