Maduro presiona a Sánchez con cortes de luz y cerco del Sebin en la embajada de España

La vida en la residencia del embajador, Jesús Silva, se tornó casi imposible el día en que bajo su techo se refugió Leopoldo López, líder de Voluntad Popular e icono internacional de la persecución de Nicolás Maduro a los demócratas en el país caribeño.

Este lunes, la embajada de España, en la avenida Mohedano -una coqueta zona al norte de Caracas, junto a otras embajadas- lleva semanas sin luz, amanece regularmente con pintadas -algunas con mensajes torpes a favor de ETA- y lleva meses acosada por un cerco de espías del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia) y patrullas de la PNB controlando todos sus accesos, reseña diario El Español.

Mientras tanto, Zapatero viaja a Venezuela y se reúne con Maduro en el Palacio de Miraflores.

Es Caracas