Nuevo jefe de ISIS es el ideólogo de las brutales leyes del Califato que masacró al pueblo yazidí

Los servicios de inteligencia europeos y estadounidenses confirmaron esta semana que el nuevo líder del ISIS, el Estado Islámico o Daesh, es Amir Mohammed Abdul Rahman al-Mawli al-Salbi. Se trata de uno de los miembros fundadores del grupo terrorista considerado aún más duro que su antecesor, que estaba a cargo de las operaciones internacionales y que es el máximo responsable del genocidio del pueblo Yazidí, una minoría musulmana de Irak cuyos hombres fueron, en gran parte, asesinados y sus mujeres convertidas en esclavas sexuales.

Salbi había sido nombrado nuevo jefe en octubre, horas después de la muerte del líder Abu Bakr al-Baghdadi, en un bombardeo estadounidense en el norte de Siria. En ese momento, el ISIS lo presentó como Abu Ibrahim al-Hashimi al-Quraishi, que era su “nombre de guerra” no reconocido por otros líderes de alto rango o agencias de inteligencia. Después de tres meses de análisis de la información entregada por espías que operan en la zona, las agencias llegaron a la conclusión de que se trataba de Salbi, un veterano muy cercano a Baghdadi, integrante del primer grupo creador del ISIS y uno de sus principales ideólogos.

De acuerdo a los nuevos informes, Salbi proviene de una familia iraquí turcomana de la ciudad de Tal Afar y es uno de los pocos no árabes de los líderes del grupo terrorista. Tuvo otro “nom de guerre”, Haji Abdullah, y entre los combatientes libios cercanos al ISIS se lo conocía como Abdullah Qardash, identidad que aparentemente había tomado de otro jefe terrorista muerto hace unos años. Es licenciado en Derecho Islámico de la Universidad de Mosul y considerado uno de los máximos eruditos de la línea más radical.

Tiene un hermano en Turquía, Adel Salbi, que integra la directiva de un partido político llamado Frente Iraquí de Turkmenistán. Los servicios de inteligencia creen que los hermanos tuvieron contacto hasta hace muy poco.

Es Caracas