Organismo consultivo de la ONU denunció a Jeanine Áñez por crímenes de lesa humanidad y genocidio

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), presentó una denuncia contra la actual mandataria interina de Bolivia, Jeanine Áñez, por los delitos de «genocidio» y «crímenes de lesa humanidad» en el marco del supuesto «golpe de Estado» que terminó con el gobierno de Evo Morales, quien a pesar de ser cuestionado por irregularidades en las elecciones presidenciales por la OEA, tenía mandato hasta fin de año y había propuesto rehacer el proceso electoral en el que había aparentemente ganado en primera vuelta.

Para el organismo que tiene estatus consultivo ante el ECOSOC de la ONU y que está acreditada en el Registro de la OSC de la OEA, Áñez y diversos funcionarios de su gobierno son «responsables del cruento golpe de Estado y la barbarie desatada sobre el pueblo».

En la presentación de la denuncia estuvieron presentes Cecilia Urquieta, la ex viceministra de Justicia boliviana y Ariel Basteiro, ex embajador argentino del país vecino. La presentación judicial, trabajada por abogados del Colectivo Nacional Mario Bosch, fue presentada en los Tribunales de Comodoro Py y recayó por sorteo en el Juzgado Federal N°8 a cargo de Martínez de Giorgi.

Según explicaron en un comunicado, la denuncia «se funda en numerosas pruebas reunidas contra quienes usurparon el poder en Bolivia». Para que la causa pueda ser tratada en Argentina, la organización de derechos humanos invocó el principio de jurisdicción Universal, según el cual cuando los crímenes de lesa humanidad no son investigados y juzgados en el país donde se cometen, pueden serlo en cualquier otro.

Es Caracas