Calderón Berti confirma que Guaidó lo despidió por denunciar la corrupción de otros funcionarios

Humberto Calderón Berti, en rueda de prensa, este viernes reconoció que desde hace meses no existe una relación entre él y el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien lo destituyó de su cargo como embajador de Venezuela en Colombia el pasado 27 de noviembre.

Denunció Calderón que en los recursos destinados a los militares venezolanos exiliados en Colombia hubo un mal manejo y que entre las pruebas que poseía se encontraban facturaciones ficticias, pues hubo dinero que se usó para contratar prostitutas y adquirir licor. «Yo no soy policía ni juez para juzgar a nadie. Lo que hice fue mandar a hacer la auditoría que se tenía en cuenta en Caracas, particularmente Leopoldo López», subrayó.

A pesar de sus declaraciones señaló que no ha conspirado contra el presidente encargado para liderar la transición. «Yo no conozco a Padrino López ni a Maikel Moreno. Pregúnteles si alguna vez he hablado con ellos», aseguró.

Hubo momentos de la rueda de prensa en los que Calderón Berti se conmovió y se quebró. En especial cuando habló acerca de su posición ética y moral. «A mí me educaron para ser leal, consecuente, para trabajar. No son cuatro años, tengo 60 años trabajando y siempre he tenido frente a mis superiores respeto transparente, lealtad y honestidad. Cuando he encontrado algo lo he dicho. No soy indisciplinado. Soy disciplinado porque me lo han enseñado. Lo que no puedo ser es sumiso frente a nadie por mucho poder que tenga», sentenció.

Es Caracas